Blog

errores-de-wordpress

Errores en WordPress que todo diseñador debe evitar

En los últimos tiempos WordPress se ha convertido en una plataforma tan popular que raro, muy raro, es el diseñador web que no haya escuchado hablar de ella. Sea porque la utilicen en su día a día para crear páginas web de forma sencilla o porque lo conciban como una buena herramienta de blogging, WordPress es una aplicación tremendamente popular en el entorno web.

Sin embargo, el ser tan popular también conlleva sus riesgos. El uso de WordPress está muy extendido y alcance de cualquiera, lo que propicia que tanto principiantes como duchos en la materia cometan alguno de estos errores en WordPress que todo diseñador debe evitar. Son pequeños hábitos o malos usos que menoscaban el rendimiento de WordPress y que son perfectamente evitables. Saber qué es lo que no deberías hacer con WordPress muchas veces es tan importante como saber qué es lo que debes hacer.

Descargarse temas de WordPress gratuitos

Hay muchos diseñadores que no tienen tiempo ni ganas de preocuparse por la estética de la página web que están creando. Algunos, simplemente quieren simplificar el proceso de creación de una página web. Y otros se preocupan tanto por el contenido y la monetización del sitio web que se olvidan de su apariencia.

En todos estos casos, es muy frecuente acabar descargando un tema de WordPress gratuito que consiga aportar a la página una apariencia “aceptable”. Sin embargo, esto puede llegar a ser uno de los grandes errores a evitar en WordPress.

Si de verdad quieres velar por la imagen de tu marca, al elegir un tema gratuito de WordPress te arriesgas a que cientos y miles de páginas web tengan exactamente la misma apariencia que la tuya.

Además, los temas gratuitos de WordPress suelen ir acompañados de muchas vulnerabilidades. Tampoco es que los temas Premium estén libres de ataques y amenazas, pero al pagar un tema, al menos te aseguras de que el problema va a ser solucionado y de que serás notificado. Si el tema es gratuito, tú serás el único encargado de detectar y arreglar las amenazas de seguridad.

Si te cuesta saber qué tema de WordPress necesitas, aquí os dejamos unos consejos para elegir el tema de WordPress que mejor se adapte a ti.

Usar demasiados plugins

Muchos diseñadores pueden crear páginas web de un gran gusto estético y, sin embargo, adolecer de pocos conocimientos en programación. ¿Cómo es eso posible? WordPress consigue que esto no sea un problema ofreciendo un gran número de plugins que nos permiten aumentar la funcionalidad del sitio web en función de nuestras necesidades. Hay un plugin prácticamente para casi todo: hay plugins esenciales de WordPress y los hay que nos ayudan a conseguir una apariencia sorprendente con pocos o muy pocos conocimientos de codificación.

El problema de los plugins es que pueden sobrecargar el sitio web, ralentizarlo y ocasionar que su rendimiento empeore. Esto sucede en gran medida cuando comenzamos a instalar sin mesura plugins que posiblemente nunca usaremos, simplemente porque nos parezcan buenos o porque pensemos que algún día nos servirán para algo.

Hay que tener en cuenta que algunos plugins son una auténtica pesadilla en términos de seguridad. La escasa codificación de algunos de ellos puede dejar el sitio web a merced de ataques con sólo hacer clic en un enlace de activación. Suma esto al hecho de que hay plugins que pueden llegar a directamente romper el sitio web y tendrás suficientes razones para pensártelo dos veces antes de instalarlos compulsivamente.

Volverse un apasionado de los widget

Los widgets son una herramienta muy atractiva, porque nos permiten contar en nuestro sitio web con aplicaciones de todo tipo. Puedes colocar un recuadro de búsqueda sobre la lista de categorías, puedes hacer que se vea en un recuadro tus tweets más recientes, puedes hacer que todos sepan el tiempo que hace en tu ciudad… El problema surge, como casi siempre, por el exceso. El abuso de widgets puede hacer que abarrotes en un momento tus sidebars o el footer con un exceso de información. Tienes que tener en cuenta la máxima “menos es más”.

Una buena página web sebe ser clara, sencilla y de fácil navegación. Un abuso de aplicaciones y un exceso de información harán que tus usuarios acaben perdidos antes de llegar a la información que les es más relevante (o que te interese a ti que lleguen).

Olvidarse de hacer un seguimiento de los comentarios

akismetSi ignoras la moderación de comentarios podrá llegar el día en que te veas en la necesidad de eliminar miles de ellos. Tal volumen de comentarios se da porque sean, muy probablemente, spam. Sin embargo, una moderación rutinaria te hubiera permitido detectarlo a tiempo.

Realizar un seguimiento y un mantenimiento de los comentarios debe abordarse desde un doble enfoque. En primer lugar, necesitas establecer algún mecanismo que filtre todo el spam, porque lo tendrás. Por ejemplo, el plugin de Akismet, es uno de los mejores sistemas para mantener tu spam a raya.

En segundo lugar, los comentarios son lo que hacen de un blog algo tan especial. Leer y contestar los comentarios te da la oportunidad de interactuar con tu público y de involucrarles con tu blog y con tu marca. ¿Vas a dejar pasar esta oportunidad?

Olvidarte de proteger tu blog

WordPress es una aplicación web, lo que implica que tiene y tendrá muchas vulnerabilidades en la seguridad de su código. Cualquier software es susceptible de ser atacado, pero si además está alojado en la web, aumentan las probabilidades de que se convierta en un objetivo mucho más lucrativo; sobre todo si no está bajo la protección de un Firewall u otros mecanismos que lo protejan.

La mayoría de sitios de WordPress son bombardeados por enlaces de spam o por scripts automatizados que trolean Internet en busca de aplicaciones web que tengan vulnerabilidades específicas.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Con una protección básica de tu sitio web podrás evitar un gran número de estos ataques.

Olvidar la caché

WordPress es un gestor de contenido (CMS) dirigido por una base de datos dinámica. Si no tienes en cuenta la caché ni sabes lo que es, puede que estés desperdiciando un precioso tiempo de carga.

Los visitantes a tu sitio web impulsan que el servidor solicite información a tu base de datos, el cual utiliza ese contenido para poblar tu sitio creando un marcado HTML. La caché permite que este marcado final quede guardado, lo que permite que ya no sea necesario acudir a la base de datos en cada visita. Esto posibilita aumentar la eficiencia y disminuir los tiempos de carga. Hay dos plugins que te ayudarán mucho en esta tarea: uno es W3 Total Cache y el otro es WP Super Cache

Abuso de categorías

Uno de los mayores “problemas” de WordPress es que hacer cosas en él es una tarea muy fácil. Crear categorías nuevas no es una excepción. En muchas ocasiones, al escribir un post tendemos a crear una nueva categoría en lugar de añadirlo alguna de las existentes.

El propósito de las categorías es organizar el contenido, de forma que creemos un “contenedor” en el que almacenarlo. Pero tenemos que almacernarlo en un solo contenedor. Por ejemplo, si escribes un post sobre abrigos de niños, deberías almacenarlo en el contenedor “ropa de invierno” y no crear una nueva categoría “ad hoc” donde recogerlo. No necesitas una categoría nueva. Lo mismo sucede con las etiquetas. Una media de 5 es una buena cifra, no hay razón para sumarlas por decenas.

Muchas categorías y ninguna etiqueta

Muy relacionado con el anterior. La arquitectura de un sitio web, su organización y su diseño son tan importantes que afectan a todo lo demás, desde el SEO hasta los tiempos de carga o el tiempo de permanencia de tus visitas. No importa cuál sea el propósito de tu sitio web. Tomarte el tiempo de analizar tu contenido y replantearte su organización siempre es una buena inversión. No merece la pena dedicar tiempo y dinero a crear contenido de calidad en tu página web si luego no va a estar bien organizado.

Existe la falsa creencia de que sólo puedes añadir categorías al menú de navegación principal. Sin embargo, sólo tienes que activar post y etiquetas en las opciones de pantalla de los menús. En sitios web con un gran volumen de contenido, es conveniente limitar el uso de categorías y utilizar las etiquetas para agrupar los contenidos.

Robar imágenes

Buscar imágenes en Google y usarlas en la página web no es una buena idea. Estas imágenes suelen tener copyritght y pertenecen a otra persona. Si usas esas imágenes en un blog con fines comerciales existe una gran probabilidad de que comiences a recibir advertencias.

Las imágenes son un recurso muy bueno para complementar tu contenido y hacerlo más atractivo. Sin embargo, si decides usarlas, asegúrate de buscarlas bajo licencia Creative Commons (CC), Licencia Pública General (LPG) o que sean de Dominio Público. El mismo buscador de Google te permite localizar imágenes de uso libre en sus herramientas de búsqueda.

Tener un contenido flojo

La principal razón para instalar WordPress es la posibilidad que ofrece para actualizar y añadir contenido de forma sencilla y rápida. Si no piensas tocar el contenido, usa HTML y CSS para crear tu sitio web. Lo harás más rápido y seguro.

Si tu propósito es contar con un sitio web muy rico en contenido, por lo menos tómate la molestia de asegurarte de que esté bien escrito, de que sea gramaticalmente correcto y de que sea lo suficientemente potente como para mantener el interés de tus lectores. Es más que común dar con un sitio visualmente llamativo pero que no tiene nada que decir. Si quieres aumentar las visitas en tu blog, asegúrate de que tienes algo bueno que ofrecer.

Olvidarte de la adaptabilidad

responsive

Tu sitio web debe verse bien desde cualquier dispositivo. Cuando vayas a diseñar tu página web, ten presente que muchos usuarios accederán a ella desde sus móviles o tabletas. Obviar que un sitio web sea responsive puede hacerte perder un gran número de visitas.

Olvidar las copias de seguridad

¿Qué pasaría si después de meses de trabajo e inversión en personalizar tu página web y en optimizar su contenido surge algún problema que te haga perderlo todo? Merece la pena dedicar unos minutos a hacer una copia de seguridad de un sitio web.

Además, no sólo es importante asegurarse de hacer copias de seguridad periódicas, sino que además hay que comprobar que no estén corruptas. El objetivo es que, llegado el momento, seas capaz de restaurar el sitio sin mayores problemas.

Olvidarse de las actualizaciones de WordPress

Pensar en actualizar todos los sitios web que gestiones puede ser tedioso. Pero ten en cuenta que hay un gran equipo humano que trabaja a destajo para mejorar el entorno de WordPress, su interfaz de usuario, su eficiencia, su seguridad y su velocidad. Para evitar vulnerabilidades en tu sitio WordPress, lo más práctico es mantenerlo actualizado. Muchos errores recurrentes, fallos y vulnerabilidades detectadas son solucionados con una actualización. ¡Mantente al día!

Actualizar WordPress es algo muy fácil, basta con un solo clic. Si tienes miedo a que el sitio se rompa con la actualización, haz una copia de seguridad de antemano.

Muchas veces saber qué es lo que no debes hacer es tan importante o más que saber qué es lo que debes hacer. Por eso, esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda y que pronto puedas sacar todo el jugo a tu sitio de WordPress, permitiendo que rinda a toda máquina.

¿Qué te parecen estos errores en WordPress que todo diseñador debe evitar? No te olvides de dejarnos un comentario sobre tus impresiones. ¿Crees que nos hemos dejado alguno?

No hay comentarios

0

Deja un Comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR